Mi nombre es Sarahí Panecatl. Soy mexicana y mi apellido es nahuatl. La verdad no  tengo rasgos indigenas y no hablo un dialecto, pero mi apellido existe desde la creación de Tenochtitlan. Las historia narra que uno de los sacerdotes encargados de la fundación de la nueva ciudad se llamaba Apanecatl; en referencia a las plumas del penacho que portaba. En el museo nacional de antropología pueden encontrar el grabado en piedra que lo relata.
¿Por qué aún se conserva? En la clase de historia de Pedro Salmerón, comentó que durante la evangelización de los pueblos indígenas, los sacerdotes bautizaban de forma masiva a los nativos dandoles nuevos nombres cristiano/españoles para indicar de que ya eran salvos. Los apellidos LOPEZ, MARTINEZ, HERNANDEZ, RODRIGUEZ, etc., suelen repetirse mucho, por que grupos de familias enteras que les otorgaban este nombre. PERO, los nombres nautls que siguen vigentes se conservaron por un trato entre las familias noblez y los españoles para conservar su apellido que, a su vez, representaba identidad.

Soy estudiante y amante de lo que hago. Me encanta escribir porque lo considero el medio de expresión más valioso y método más eficaz para compartir conocimiento y para construir opinión. Escribo por escribir. Y escribo para pensar mejor. Mi aspiración es llegar a ser politóloga,periodista, política y lider de opinión.

Creo que cada uno de nosotros estamos en una posición privilegiada. Compartimos nuestra vida con personas únicas con las que podemos marcar una diferencia.

Creo en el potencial de la diversidad y ,sin satanizar la globalización, se puede usar para el desarrollo de las comunidades sin dejar a un lado la cultura que los caracteriza.


La crítica se encuenrta en aquellos que estudian. Es nuestro tiempo, dejar de quejarnos y empezar a actuar para cambiar nuestras circunstancias. No solo con sustento de conocimientos, sino también con un corazón tolerante, una mente abierta al diálogo, un espíritu con capacidad de negociación y
amor al prójimo. 

Admiro a todo aquel que lucha por un futuro mejor para nuestro país:

(Jose Woldenberg)

Admiro a mis padres, y a tus padres, que con esfuerzo y amor educaron a los nuevos mexicanos que lucharán por que este país sea lo que nunca fue y deje de ser lo que no debió ser.


Por que creo,que México se lo merece.
 

p.d Dejen su comentario. Lo respondo a la bevedad.

Regresar al inicio