Abraham González dirige el partido anti reeleccionista de Chihuahua y trabaja con Villa. Los dirigentes eran entre 25 y 35 años que surgieron y fueron electos por los rancheros. Todos eran rurales y rara vez letrados. Hombres a caballos y dispuestos a la guerra. Todos los líderes del Norte eran desconocidos tanto para Madero como para González.

 

Pascual Orozco Vásquez era hijo de un rico comerciante. Por ser arriero era buen jinete, disparador, conocedor de las artes bélicas y muy bien plantados. Sitia Cd. Guerrero y se enfrenta con el Coronel Manuel Luis Guzmán (padre del novelista). Vence y arrasa con el regimiento; asesina al Coronel y al Teniente Coronel. Cambio de estilo de la guerra: se empacan los uniformes de los soldados y se envían al Palacio Nacional “Ahí te van las hojas, mándame más tamales.”

 

En todo Chihuahua hay sustitución de dirigentes y se vuelven muy buenos para combatir al régimen. El ejército Federal manda refuerzos y dedica la mitad del personal operativo nacional dejando el resto del país descuidado. Es en este momento en que el resto de los Maderistas se levantan en armas. Se toman ciudades, a veces, pacíficamente pero se queman y se extienden. Para abril están sitiados las ciudades más importantes (en cuanto a producción de bienes para comercio) de Sonora, Veracruz, Guerrero, Durango. Casi todos se auto llaman Maderistas, toman el Plan de San Luis como cabeza.

 

La frontera de EU es permeable y es fácil abastecerse de armas. EU se mantiene al margen de la Revolución: ni ayuda ni estorba a los revolucionarios.

 

El 14 de febrero de 1911 Madero entra al territorio nacional (estaba en EU) y se pone directamente al mando de los hombres de Orozco. Esto inspira y reactiva a todos los Maderistas. En Sonora, Sinaloa, Coahuila, Zacatecas, la Huasteca, Tabasco, Veracruz, Morelos, Guerrero aparecen los principales núcleos de insurreccioncitas. El 6 de marzo dirige su primera batalla en Casas Grandes, Chihuahua y aunque pierde y sale herido se gana el respeto de los norteños. Le regresa el mando a Orozco y toman (Villa y Orozco realmente y Madero nominalmente) Cd. Juárez en abril. En Cd. Juárez y en El Paso se concentra el centro político del maderismo y comienzan a revelarse las contradicciones del movimiento. Se firma un armisticio en Juárez porque Madero está negociando con la gente de Díaz. Villa y Orozco se molestan y toman violentamente dos veces la ciudad (pues dos veces se firma armisticio) para mostrar su inconformidad con la negociación. Negociación y negociación definitiva de ambos bandos demuestra el interés de parar la revolución.

 

Madero dice que la revolución no fusila pero Orozco exige fusilados como el líder del regimiento federal en Chihuahua. El 11 de mayo de 1911 en la oficina de Madero en Cd. Juárez, Orozco y Villa quieren arrestar a FIM pero Madero logra que los soldados arresten a Orozco y no a él dirigiéndose directamente a sus hombres. (La historia la cuentan Raúl Madero, Pancho Villa, Carranza y otros). Se vuelven frecuentes los intentos de asesinados y de aprehensión entre los diferentes grupos de los maderistas.

 

En la región lagunera (Torreón) se van los federales y se quedan varios grupos de insurreccioncitas sin líderes. Deciden matar, por xenofobia, a los chinos que vivían ahí. Saqueos e incendios de los locales y casas. El terror está principalmente en Torreón, aunque también hay muchos saqueos en otros lugares.

 

El 21 de mayo en Cd. Juárez. Acuerdos de Cd. Juárez. Enviado Fco. Carvajal negocia con el padre de Madero y Carranza, entre otros. Estos acuerdos establecen:

 

·         Se acaban las hostilidades.

·         Las confrontaciones deben ser licenciadas y sin armas. (Deben irse a casa; se les daba un boleto de ferrocarril y dinero a cambio de sus armas y su caballo.)

·         La Revolución acaba porque el presidente y el vicepresidente renunciarán y saldrán del país (el resto de los puestos de elección pública se mantienen).

·         Se gobernará con un grupo de transición con gente de La Barra y de Madero.

·         Se desarmará al ejército revolucionario.

 

Para Madero esto es muy importante porque se mantiene el orden institucional, se pone dique a los caudillos plebeyos, asegura el fin de la dictadura y se toma el primer paso para el cambio político. Sin embargo, muchos lo toman como: ingenuidad, traición o incompetencia.

 

Continúan sobre las armas bajo las órdenes de Magón y se les llaman “colorados”. Los acuerdos son difíciles y lentos de implementar porque se busca que sea con toda la legalidad.

 

Victoriano Huerta despide a Díaz con los honores de jefe de Estado y se va a Francia en barco con Corral, Limantur y su familia, entre otros. En Francia, Díaz es recibido como jefe de Estado y como héroe (por aquellos con los que combatió en la Intervención francesa). Ahí muere y es sepultado.

 

León de la Barra (científico) y Emilio Vásquez (secretario de gobernación) toman el control del gobierno. Pareciera que ganaron los científicos. Esto molesta mucho a los revolucionarios (sobretodos a los rebeldes) y se molestan aún más cuando deben ser desarmados sin recibir ninguna solución. El licenciamiento no funciona porque o se finge o se resisten. Permanecen los irregulares: grupos que quedan a la espera. Son regimientos o cuerpos  irregulares de la federación de 300 hombres cada uno cuya misión es volver la tranquilidad a la nación. Estos grupos (en un principio entre 7 y 8 mil hombres) no le deben a la Secretaría de Guerra, estaban bajo el mando de Madero y no del ejército viejo.

 

El último paso formal de la transición es la renuncia de los gobernadores estatales. Ahora los gobernadores son Maderistas (pacíficos como González no como Orozco) o Porfiristas cercanos a los científicos. Quedan gobernadores como: José María Martonerna en Sonora, Carranza en Coahuila, Cepeda de la Fuente en SLP, González en Chihuahua y Pino Suárez Yucatán.

 

 Madero en 1911 vuelve a estar en campaña electoral. Lo más importante de la rebelión en este momento es la devolución o restitución de las tierras. Zapata se niega a desarmar a sus hombres en Cuautla. El General de División Huerta provoca a Zapata para matar a Madero.

 

Emilio Vázquez se acerca a los rebeldes y se separa de Madero. Alberto García Granados  sustituye a León de la Barra como Secretario de Gobernación. Emilio se queda como oposición del gobierno federal y de Madero. Fco decide reestructurar el partido por una visión diferente sobre cómo manejar la transición. Crece el poder político de Gustavo Adolfo Madero (hermano de Francisco Madero) y de José Pino Suárez (líder yucateco). Deja fuera a los hermanos Vázquez y a los reyistas. Madero y Pino Suárez son los candidatos para presidente y vicepresidente.

No hay candidato real en oposición para residente, así que gana Madero. Pino Suárez gana como vicepresidente pero no por gran mayoría; los votos quedan divididos entre cuatro candidatos.

Plan de Tacubaya está promulgado por Paulino Martínez pronuncia a Emilio Vázquez como presidente. Sus seguidores se auto llaman “Vazquistas”.

Madero elige a su gabinete y nombra a los puestos importantes: en la economía pone a familiares cercanos a los científicos, en la política a maderistas moderados urbanos y en Guerra elige a su tío el General González Salas.

Piensa en una reforma política que no incluye una reforma legislativa, se mantiene la legislatura de 1910. En septiembre de 1912 se elegirá la cámara de diputados (el senado aún se mantiene). Madero alarga demasiado el cambio de legislatura y los rebeldes se desesperan. Zapata promulga el “Plan de Ayala” 25 de noviembre de 1911. Madero permite su publicación íntegra en El Imparcial; que a grandes rasgos llama a derribar a Madero y sustituirlo por Pascual Orozco (General Brigadier Honorario del gobierno federal de Madero), y continuar la revolución con base en el Plan de San Luis reformado en Ayala. Se habla de expropiación y dotación (+restitución).Así nace el agrarismo y sus seguidores se auto llaman “Zapatistas”.

Para eliminar las tácticas de represión (Ej. La expresión contra los pueblos de Morelos por indicaciones de León de la Barra) encomienda a Felipe Ángeles.

Orozco recibe constantemente invitaciones de cambiarse de bando, pero pese a su resentimiento por las elecciones de Chihuahua y el cargo de tan bajo grado se mantiene en el gobierno y en su puesto todo el 1911 deslindándose públicamente de Zapata. En febrero de 1912 los rebeldes unidos toman Cd. Juárez con Salazar al frente intentando ganar a Orozco. Decide cambiarse de bando hasta marzo de 1912.

El tío, General González Salas, se suicida por una derrota y con él muere todo lazo entre Madero y el ejército. El 25 de marzo sale el “Plan de la empacadora” que llama a derribar al régimen por traición a la revolución, a la reforma agraria y a la reforma de leyes laborales en protección de los obreros. Un plan socialmente vago que amenaza el régimen de Madero.

La División del Norte queda al mando de Victoriano Huerta. La columna auxiliar de irregulares está a las órdenes de Francisco Villa. Huerta es muy cuidadoso y le gana a la gente de Orozco en tres batallas. Huerta está a punto de fusilar a Villa por una violación menor a las leyes de la milicia (robar una yegua), el hermano de Madero detiene el fusilamiento y Villa va a la cárcel en lugar de ser asesinado.

En 1912 hay dos rebeliones muy bien articuladas contra Madero. Huerta va recuperando gran parte del norte como Chihuahua y Culiacán. El General Reyes llega a la cárcel con Villa. También llegan Joaquín Más (en otro plan declara a Félix Díaz) y Félix Díaz a la cárcel. La XXVI legislatura (1º de septiembre de 1912) baja la presión a Madero, porque introduce a gente que esperaba incorporarse al régimen. Las leyes no pasan de proyecto por falta de tiempo. Hay una precaria mayoría de maderistas dirigidos por Gustavo Madero, una minoría porfirista con mucha experiencia y ferocidad. El senado y la prensa cada vez son más anti maderista.

El 9 de febrero de 1913 se levantan armas las guarniciones de Tlalpan y Tacubaya a liberar a Díaz y a Reyes cuyos objetivos eran la Ciudadela y el Palacio. Hay un combate donde muere Reyes porque Díaz no le quiere entregar el Palacio. Los rebeldes van a la ciudadela. Se convierten en 3 o 4 mil rebeldes encerrados en la ciudadela. Ahí inicia la Decena Trágica.

Regresar al inicio