Con el dato frío y duro de la estadística, llevamos 11 000 personas levantadas de las que no sabemos si fueron secuestradas o asesinadas, el 71% de los municipios de México están dominados por el narcotráfico y así podemos encontrar referencias oficiales que demuestran la realidad que se está viviendo en México. El autor nos da una primera descripción de lo que será su libro “la guerra contra el narco, es una guerra perversa y errónea. Hipócrita y estúpida.”

El pasado jueves 3 de marzo, la Biblioteca Gómez Morín superando su máxima capacidad, se llevó a cabo la presentación del libro del Dr. Felipe Curcó miembro del Departamento de Ciencia Política del ITAM. El título del libro “La Guerra Perdida: dos ensayos críticos sobre la política de combate al crimen organizado 2006-2010” evocaron en los asistentes altas expectativas.

Entre los panelistas participación el autor Doc. Felipe Curcó Cobos, Dr. Luis Miguel Pérez Juárez (directos de la escuela de administración y política pública del TEC), Dr. Pedro Salmerón (ITAM), Mtra. Alexandra Uribe Coughlan (ITAM) y Mtro. Ennio Michelis Pérez Correa (ITAM y asesor del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación CONAPRED).

En palabras del autor, esta es una guerra errónea porque no es en contra de la cabeza de la organización de los cárteles del narcotráfico sino contra de las empresas transnacionales en donde diversifican la fuente de sus recursos y proveen la multiplicación de los cuerpos delictivos. Perversa porque el uso de la palabra guerra se usa en retórica y el estado se desentiende de su obligación principal que es “garantizar la seguridad de sus ciudadanos y nos utilizarán como carnada de su guerra.”

“Es un libro que nos muestra a un Curcó enojado”, así inició la participación de Alexandra Uribe Coughlan. “El crimen tiene una complejidad de instituciones en cuanto a fuentes de ingreso, si cortas un tentáculo tienen del otro lado. El crimen organizado es flexible,  buscan nuevos mercados y nuevas maneras de filtración.” En 71% de los municipios en México está infiltrado el crimen organizado y es consecuencia del vacío institucional estatal sociales y de justicia. Los delincuentes llenan estos vacíos con filantropía y políticas públicas dejándonos –a los ciudadanos- convertirnos en víctimas y cómplices. Uribe resalta dos puntos que debemos atacar en nuestro gobierno; por un lado, el diseño institucional -es decir- la legislación en nuestro país es lenta y torpe; por el otro, las personas encargadas de diseñar dichas leyes están más interesadas en los beneficios electorales que por los beneficios a largo plazo, necesitamos facilitar la legalidad en México.

La Guerra Perdida es un libro que provoca pensamientos, indica el Doc. Pedro Salmerón, el uso de la palabra guerra evoca el significado, “la coordinación de todos los recursos de la nación para conseguir la meta definida.” La organización de grupos irregulares, citó Salmerón,  tienen objetivos políticos y esto se ha convertido en una guerra civil. El presidente Felipe Calderón decidió emprender una guerra irresponsable e irreflexiva, más de lo que se puede pensar y ya no llega más allá de un horizonte alternativo.

No todo es un pozo sin fin, en el libro -nos adelantan- que el Doc. Curcó nos plantean la parte propositiva de los ensayos: la situación en países similares que lograron salir también de este contexto con una estrategia a seguir.

Regresar al inicio