Primer Caso de Robo de un Auto en el ITAM
 

El pasado lunes 27 de septiembre, alrededor de las 11:00 de la mañana Alonda Maradiaga, estudiante de Ciencia Política quinto semestre, dejó a un encargado de RANVER sus llaves, recibió su contraseña (ticket) y entró al ITAM como acostumbra a su primera clase. Cuando salió, después de las 9:00 de la noche, sus llaves y su coche ya no estaban ahí.

Su servidora, se dio a la tarea de ir a entrevistar al Lic. Ricardo Melgarejo, Jefe de Servicios Administrativos, para que nos explicara la situación actual del robo. Nos comentó que el estacionamiento está concesionado a RANVER (compañía que opera estacionamientos desde hace más de 20 años dentro de la institución) y, en lo que respecta al contrato, es el objeto responsable de los daños que sucedan dentro del área designada para autos.

A las nueve de la noche, cuando Alondra buscó su auto con ayuda del equipo de RANVER en todos los pisos del estacionamiento, ya no lo encontraron. Se revisaron las cámaras de seguridad y se supo que el coche salió del estacionamiento (11:30 am) poco después de que el valet parking recibió las llaves (11:00 am). El método de RANVER para acomodar los coches es poner las llaves en los parabrisas de los autos, cuando se carece de espacio, para posteriormente moverlos cuando se desocupa un lugar. Las llaves no fueron entregadas a nadie,  ya que la facilidad de tomarlas estaba al alcance de quién se aproximara. 

Se levantó el acta en el ministerio público al día siguiente, por la ineficiencia del propio ministerio de no poder hacerlo el mismo día, y se le pidió a la alumna una carta de reclamo para RANVER. El ministerio público ya se presentó en el ITAM los días jueves y viernes pasados a tomar declaraciones y el lunes 4 de octubre, Alondra – acompañada de su familia que llegó de Culiacán- se presentó a comparecer. La aseguradora del coche y RANVER son los actores que se tendrán que poner de acuerdo para reparar los daños pero el ITAM sigue al pendiente de la situación.

Lamentablemente, la posición en el que están acomodadas las cámaras de video no se puede reconocer a quien entrega la mica – misma que estaba adentro del coche que,  generalmente no se hace en otro lugar como en un Centro Comercial pero si en el ITAM por la confianza que conlleva- y se le permitió salir del estacionamiento.  

Extraña situación. El coche era marca Aveo de la Chevrolet y estaba estacionado entre un BMW y otros dos coches que superaban el precio de mercado del coche robado. La señora que recibió la contraseña no recuerda la cara. Todo pareciera como si ya supieran por qué coche ir. Alondra nos comenta que no tiene a nadie a quién señalar pero tampoco considera que sea un coche que muchos quisieran robar porque no tenía nada de valor en su interior.

¿Qué queda por hacer? Desafortunadamente, como alumnos no tenemos facultades, pero la institución está planeando modificar áreas para mejorar y evitar este tipo de casos i) acomodar las posición de las  cámaras ii) modificar el método de dejar las llaves de los parabrisas iii) incrementar la plantilla de RANVER iv) cámaras en el interior del estacionamiento, entre otras acciones que deben ser aprobadas por la administración.

No hay culpables pero se sabe que era alguien que ya conocía el movimiento de la situación y se especula que iba por ese coche en específico.

 

Regresar al inicio