Ingredientes

  • 2 huevos
  • 145 ml. de aceite de oliva
  • 200 gr. de azúcar grano blanco
  • 8 ml de vainilla
  • 125 gr. de harina de repostería
  • 1 cucharilla de bicarbonato
  • 1 cucharilla de levadura química (Royal)
  • ¼ cucharilla de sal
  • 1 cucharilla de canela molida
  • 165 gr. de zanahoria rallada
  • 60 gr. de nueces picadas, también pueden ser nueces pecanas
  • 

Cobertura

 

  • La cantidad entre corchetes es más que suficiente. He empleado la cantidad original pero me ha sobrado. Siempre se puede comer sola.
    • 55 gr. de mantequilla reblandecida [45 gr.]
    • 115 gr. de queso crema reblandecido [96 gr.]
    • 240 gr. de azúcar en polvo [200 gr.]
    • ½ o 1 cucharilla de vainilla [1/2 cucharilla]
    • 60 gr. de nueces picadas. [50 gr.]

     

     

    Picamos las nueces, pues es lo que más tiempo llevará, y las zanahorias. Esto último lo hago con la picadora que incorpora la batidora. Una vez picadas, precalentamos el horno a 175º C.

    2 Mezclamos la harina tamizada con el bicarbonato, el Royal, la sal y la canela molida. Reservamos.

    3 En un cuenco grande o tartera batimos los huevos con el aceite, el azúcar y la vanilla. Lo haremos hasta que quede bien incorporado y algo espumoso. Añadimos, poco a poco la mezcla de la harina y la zanahoria. Mezclamos bien. Por último echamos las nueces picadas. Removemos para que se repartan de un modo uniforme.

    4 Ponemos en un molde engrasado y enharinado e introducimos en el horno durante unos 40 ó 50 minutos a 175º C, hasta que al pinchar con un palillo salga limpio.
    Dejamos enfriar durante unos minutos en el horno con la puerta abierta. Retiramos, dejamos enfriar unos 10 minutos en el molde y procedemos a desmoldarlo para enfriarlo en una rejilla.
    El molde que he empleado es cuadrado de 20x20, aproximadamente. Así he conseguido una altura considerable y adecuada. Podéis hacer cálculo para vuestro caso. El equivalente circular debería tener unos 22,5 cm. de diámetro, incluso algo más.

    5 Cobertura. Una vez el pastel haya enfriado, procedemos a realizar la cobertura. En un bol batimos la mantequilla pomada hasta que quede suave, añadimos el azúcar y el queso. Seguimos batiendo hasta que quede cremoso. Echamos la vainilla, batimos, y las nueces.
    Procedemos a cubrir la tarta. Dejamos enfriar y … ¡a disfrutar!

 

 

 

 

Regresar al inicio